Medio punto

Una labor que me ha encantado hacer siempre es el petit point. Es muy relajante porque en general tienes el dibujo pintado en el cañamazo, y sólo te tienes que ir guiando por los colores.

Al no tener que contar puntos se puede estar menos concentrado y atender a la tele, a la tertulia de la radio…

Otro sistema es el que en lugar de estar pintado en el cañamazo viene directamente tramado con lanas. Sólo hay que hacer el medio punto encima de la trama y con el mismo color. Esto lo facilita mucho. Siempre se sabe donde se empieza el punto y donde acaba.

Se venden en kits en los que vienen todas las lanas dentro y hay muchos modelos diferentes. Se suelen utilizar para hacer cojines, cuadros, tapices y alfombras, aunque también quedan estupendas las sillas tapizadas. Si os interesa este tipo de labor podéis visitar la página de Martin Winkler.

Deja una respuesta

Abrir chat
HOLA! Si necesitas ayuda escríbenos