Manoplas de Drops con cinco agujas

Luisa ha terminado estas maravillosas manoplas, y le he pedido que me escriba una entrada en el blog y que nos explique como las ha hecho. Aparte de hacer punto genial, no se le ha dado nada mal hacer la presentación. Encuentro una ventaja fundamental: nos muestra cómo interpretar un patrón de Drops que en principio nos puede parecer complicado de una forma muy sencilla.

Acabamos de terminar estas bonitas y abrigadas manoplas que nos ofrece DROPS en punto jaquard, que es con el que salen estos patrones geométricos tan del norte. ¡Nos hemos tenido que dar un poco de prisa, pero parece que el frío nos va a dejar disfrutar de ellas todavía un tiempo!

Aquí tenéis la página de DROPS con las fotografías, instrucciones y patrones que necesitamos para realizar el modelo que hemos escogido. Además hace una selección de los vídeos que os pueden ayudar con las técnicas para este modelo en concreto. Os vamos a contar cómo lo hemos seguido para veáis lo fácil que es.

Cómo vemos abajo, la talla es única, y nos proponen tejerlas en lana Karisma. Sin embargo hemos preferido hacerlo con una de las alternativas que nos dan: Merino Extrafine en rojo y blanco, una lana suavísima y que queda muy regular. ¡El precio final ha sido de 10, 50 euros!

Nos proponen utilizar agujas del 3,5 de doble punta (¡nos ha ido bien!) pero como cada uno teje a su manera y cada tipo de lana es distinta nos explican que deberemos coger las agujas con las que tejiendo una pequeña muestra de 22 puntos y 30 filas mida 10×10 cm. Si nos queda más pequeña, tendremos que probar con agujas mayores o hacer el punto más suelto, y si nos queda más grande, probaremos con agujas menores o apretaremos un poco más el punto.

Utilizamos la técnica de las cinco agujas, puede que al principio nos cueste un poco hacernos con ellas, pero nos permiten cerrar la labor para que así no tengamos que tejer vueltas de regreso como lo hacemos siempre, por ejemplo, en una bufanda. Así no hay que hacer los puntos del revés en estas vueltas para que nos quede el llamado punto «de jersey», sino que tejeremos siempre del derecho una vuelta encima de la otra en la misma dirección. Además, otra gran ventaja es que nos queda un guante (o un calcetín) todo de una pieza, sin costuras.

Otro detalle es que hemos tejido a la manera continental en vez de la tradicional o inglesa a la que estamos acostumbrados. Queda igual pero es mucho más rápida, sobre todo si vamos a utilizar lanas de distintos colores al mismo tiempo. En vez de pasar la hebra con la mano derecha la cogemos con la aguja del dedo índice izquierdo. Drops os adjunta el vídeo de como hacer este punto:

Aún así, utilizad aquel con el que estéis más cómodas.

Una vez ya tenemos todo listo solo tenemos que leer las instrucciones que en un momento dado nos llevarán a los patrones.

Comenzamos por montar 52 puntos en 4 agujas en el color menos dominante de nuestras manoplas, por lo que nos quedan 13 en cada una. Lo hacemos como si sólo trabajásemos con 2 agujas, pero dividiendo nuestra labor. Aquí tenéis el vídeo explicativo:

La quinta aguja que nos sobra es para comenzar a tejer cogiendo los puntos montados en la primera aguja. Una vez liberada esta, la utilizaremos para continuar tejiendo los puntos montados en la segunda y así sucesivamente. ¡Es como trabajar con agujas circulares!

Ahora tejemos 4 filas en punto elástico (dos puntos del derecho – dos puntos del revés sucesivamente). Y ya tendremos el puño de nuestra manopla.

Ahora sí, trabajamos según el esquema. Habrá un momento en que tengamos que cambiar de color, es fácilisimo, simplemente debemos abandonar la hebra que tenemos cogida y continuar con la de diferente color como si nada (ya lo remataremos más tarde). Si no lo véis claro podéis consultar este vídeo:

Cuando llegue el momento de alternar los colores con regularidad y tengamos pillado el truco al método continental podremos coger las dos hebras en el mismo dedo para ir eligiendo el color que queramos cada vez. Tranquilos, ¡este vídeo nos lo explica perfectamente!:

Si no os habéis animado con el punto continental y estáis con el inglés, podeís ver como cambia de color en este vídeo:

Tened cuidado con las franjas en las que se no se combinan colores ya que quedan mucho más sueltas, os recomendamos que apretéis un poco más en las filas que son de un solo color.

No os preocupéis mucho de cómo queda por dentro, seguro que luego os lleváis una sorpresa de lo bonito que os está quedando.

Cuando lleguemos a los puntos dibujados en negro del patrón deberemos pasar al patrón 2, el del pulgar, y tejer sus puntos en el lugar de los puntos negros del esquema 2.

Vemos ya en este esquema que nos piden pasar «hebra entre dos puntos», eso significa que tendremos que ampliar un punto donde esté el símbolo, y eso consiste solamente en pasar la hebra una vez par tener un punto más como explica este vídeo:

En la foto vemos la manopla tejida hasta el punto en que hemos sustituido todos los puntos negros.

Dejamos de lado el esquema 2 para más tarde, recogemos los 13 puntos del pulgar en un imperdible o un hilo y los reservamos:

En la foto de abajo vemos los puntos recogidos:

Para seguir en la siguiente vuelta con el esquema 1 y salvar el hueco de los puntos del pulgar, Drops nos explica en este vídeo cómo debemos montar 3 puntos encima de donde antes estaban en el esquema los puntos negros:

Si no tenéis claro algún paso de cómo hacer el pulgar este vídeo os hace un resumen:

Cuando hayamos avanzado suficiente y llegue el momento de empezar a disminuir puntos tened cuidado de hacerlo de distinta forma cuando el símbolo sea una una diagonal hacia la izquierda (al empezar la vuelta) o una diagonal hacia la derecha:

Donde antes teníamos dos puntos ahora tenemos uno, de manera que el ancho de nuestra labor va disminuyendo.

Cuando hayamos terminado el patrón 1 nos quedarán 12 puntos que podemos coger con una aguja para rematarlos con un nudo y meter la hebra sobrante por dentro del guante:

¡Y ahora solo nos queda el pulgar!

Para retomar el pulgar debemos recoger con las agujas los 13 que están en espera en el imperdible más 9 de detrás:

Puede que penséis que solo hay 3 para recoger, pero si miráis bien, de los laterales podéis sacar los que os faltan para completar los 9. Podéis hacerlo en 4 o 3 agujas, como en la foto:

A partir de ahí continuáis con el esquema que os queda del pulgar, disminuís y rematáis los puntos como ya lo habéis hecho y ¡ya tenéis vuestra manopla!

¡Ahora toca la segunda! Tened paciencia, seguro que vais más rápido, tened cuidado de cambiar el dedo de lado como dicen las instrucciones, ¡que a nosotros casi se nos olvida y nos quedamos con dos manoplas derechas!

¡Y ya está! Esperamos que os animéis a hacer estas u otro modelo que os guste en el color que queráis, ¡hay miles! Ya sabéis que si tenéis cualquier duda podéis escribirnos.

Un comentario de “Manoplas de Drops con cinco agujas

Deja una respuesta

Abrir chat
HOLA! Si necesitas ayuda escríbenos